lunes, 5 de mayo de 2014

Comunión en Getafe (Madrid)





Como recuerdo de la comunión de su hija, Elena eligió unos pastelitos de jabón con aroma de chocolate y vainilla y decorados con una galleta de avena.

La tarjeta personalizada en esta ocasión se basó en la gran afición de la pequeña por tocar el piano, y en su color favorito, el violeta.

Gracias Elena por ser tan comprensiva con los pequeños inconvenientes que surgieron. Al final todo salió bien, los pasteles gustaron a las invitadas que es lo más importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada