lunes, 24 de febrero de 2014

Tarta de Chocolate y Naranja









Pepi es una estupenda compañera, muy trabajadora, y por supuesto, muy buena persona. Valora muchísimo la artesanía, ya que ella tiene también unas manos maravillosas, principalmente con el ganchillo. Se aproximaba la fecha de aniversario de unos buenos amigos y lo tuvo claro desde el principio, para la fiesta de celebración me encargó una tarta en porciones para los invitados. Me dejó plena libertad para su elaboración, tanto en aromas como en presentación, así que me puse en marcha.

La combinación de naranja, blanco y marrón quedó estupenda, y el aroma maravilloso: naranja, chocolate y nata principalmente.

Todos quedaron muy contentos, principalmente los homenajeados, que de eso se trataba.

Pepi, mil gracias por confiar en mi trabajo.

jueves, 30 de enero de 2014

Cupcake de Vainilla con Topping

Cupcake de Jabón, aroma de Vainilla, guinda de menta y topping.

jueves, 23 de enero de 2014

Cupcakes de Anís


Estos cupcakes de jabón tienen un aroma muy duradero a Anís. Me recuerda mucho a unos caramelos que tomaba de pequeña. Y es tan bonito que una sensación, un olor... te lleve a los recuerdos de tu infancia...

viernes, 10 de enero de 2014

Regalo de Navidad: Cupcake en caja trasparente.




Bueno he de decir que esta Navidad ha sido muy rica en encarguitos. Los jabones artesanales son un acierto para regalar, son tan cuidadosos con la piel que la gente se vuelve loca con el resultado en el baño. Otro de los motivos de acertar al regalar este tipo de jabón es que si por algún motivo a la persona que se le regala no desea usarlo (porque prefiera el jabón en gel, por ejemplo) pues se acierta igualmente ya puede resultar también muy bien como elemento decorativo.

Hoy pongo uno de tantos regalitos que he preparado para esta Navidad. He estado tan ocupada que me ha sido imposible irlos poniendo durante estas fiestas. Así que iré poniendolos poco a poco.

En este caso son unos cupcakes en forma de rosa, unos color rosa fuerte y otros blancos, en una cajita de cupcake individual con base de cartón color kraft y resto de plástico trasparente.

Cupcake que Mora


Me encantan estos cupcakes de mora, el aroma muy suave y agradable, con un color lila suave, en contraste con el color intenso de los adornos. Me han gustado tanto que he hecho otra nueva tanda, cosa extraña en mi porque no suelo repetir modelo, pero es que podría decir que son unos de mis favoritos.

Los primeros los hice el año pasado como recuerdo para una comunión, el color favorito del niño era el lila, por lo tanto su detalle de invitadas fue lila, a juego con la tarjeta, que ya publiqué en su momento.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Regalo Amigo Invisible: cupcake en caja individual



Regalo ideal si no quieres gastarte mucho dinero, pero quieres tener un detalle. Ideal para amigo invisible. Las cajas las hay de diferentes colores y se decoran de forma personalizada.

martes, 5 de noviembre de 2013

Bautizo en L'Escala (Girona)








Jessie y su esposo decidieron celebrar el bautizo de su hija en muy "petit comité". A pesar de eso, lo hicieron de una forma muy especial y a los pocos invitados que tuvieron quisieron entregarles un recuerdo que pudieran llevar consigo allá donde fueran, que pudieran conservar y que dijeran, palabras textuales "uaauuu!!!". Y que mejor que llevar un pequeño pedacito de Tiare en el bolso.

A pesar del poco tiempo del que disponíamos, el resultado creo que fue inmejorable, ya que trabajar con Jessie fue tremendamente fácil. Tuvo desde el principio las ideas muy claras y todas las ideas que yo le daba le parecían estupendas, así que fue verdaderamente placentero trabajar en este proyecto. La forma en la que me describió a su pequeña de 6 años, alegre, risueña, que le gusta bailar y maquillarse... pude intuir una niña muy divertida que, como todas las de esa edad, sueña con ser princesas. Y es precisamente eso lo que me inspiró la etiqueta del bálsamo y la tarjeta de la cajita. Y después de ver su foto, pura belleza, tuve claro que Tiare es toda una princesa.

Así que después de un par de noches casi sin dormir para poder realizar la entrega a tiempo, el resultado ha sido, podría decir, uno de los que más me ha gustado. A veces las prisas no son malas, jejeje.